martes, 11 de agosto de 2009

EL ORGULLO



Prestad atención al siguiente texto, por favor.

Creo que aunque el ORGULLO sea ORGULLO en cualquier parte del mundo, existen dos tipos:
El Orgullo que no es dañino, porque es sentir respeto por lo que se hace, por lo que se es, el orgullo que sanamente hace que los demas te respeten y te tomen en serio, el orgullo que no atropella, es el orgullo acompañado de una conciencia plena de humildad, el que si tiene que bajar la cabeza, lo hace, porque sin quererlo sabe, que eso lo hace grande, el orgullo silente que sabe callar porque es mal entendido, el que se retira cuando ha sido herido, de hecho creo que a este se le llama "amor propio".

Y esta el otro, que es el que yo considero el orgullo negativo: "aunque no tengo la razón no me da la gana de reconocerlo", que me adulen bastante, estoy herido, si no lo haces tu primero no lo voy hacer yo... y asi.. el orgullo que no ve mas alla de sus propias narices, el que es incapaz de comprender o entender al otro, el que no da ni por asomo el beneficio de la duda, el que prefiere sufrir y reventarse con tal de vencer en una batalla que de antemano esta perdida, porque esta luchando solo contra el mismo, el que la palabra "conciliación" esta completamente borrada del diccionario, y es que al orgulloso le cuesta mucho pedir perdón con espontaneidad. Aunque su voluntad esté decidida a luchar contra su pecado capital, difícilmente podrá controlar sus primeros impulsos, que se "revolverán" contra el camino de humildad.

Ese es el orgullo que estanca, daña, mata, y te hace perder tiempo que no vuelve, energias que necesitas, personas que amas, amigos que quieres, entonces es cuando lo mejor es comprarse un perro o un gato (no, el gato se iria de la casa) , mejor un perro o un pecesito, porque esa actitud, quieralo o no lo que te da de ganancia es una soledad absoluta, porque nadie puede ser amigo, o amar a alguien o trabajar para una persona que es incapaz de reconocer sus propios errores, que no busca el entendimiento sino que empeora las cosas con una actitud arrogante de no ceder ni un palmo con tal de ganar... porque? porque son el tipo de persona que sus egos llevan el mando y el control de sus vidas. El ORGULLO es el amor propio del ego que ha llegado a creer que es real.

Creer que alguien orgulloso pueda cambiar, es un trabajo individual, aferrarse a lo que tienen de bueno cada uno es la unica solucion que existe, se, que tarde o temprano la vida, siempre nos pone de una u otra forma en situaciones donde tenemos que trabajar lo que hay de oscuro en nosotros, y mientras pase el tiempo y jamas lo hagas, peores serán las cosas que nos sucedan, porque cuando se es orgulloso, es imposible llegar a ser humilde sin pasar por las humillaciones,

Espero siempre tener esto presente y seguir trabajandolo y corrigiendome, para poder discernir entre mis dos orgullos y saber cuando es uno o el otro el que está gobernando.

Por culpa del orgullo he sido cruel hasta límites difíciles de creer y sobre todo soportar, y estoy a punto de perder lo que más quiero en el mundo... Una persona que apareció en mi vida cuando ya casi había perdido la esperanza y que en apenas 90 días la ha llenado de felicidad.

Tras una noche de insomnio en la que he tenido mucho tiempo para reflexionar, he descubierto que sí que soy un orgulloso, de los del segundo grupo. Me reconozco en algunas de las descripciones que el autor del texto hace.

Los que me conocéis... ¿Me veis así? ¿Alguna vez me he comportado de este modo con vosotros? Por favor, sed sinceros.

Quiero confesar mi culpa aquí, ante todos, para, aunque un poco tarde, intentar demostrar que aún hay esperanza para mí, y que puedo ser humilde y reconocer mis errores.

Hago aquí, ante todos vosotros, promesa firme de convertir la última frase del texto en una de las reglas de mi vida a partir de ahora.

No quiero comprarme un pez. Quiero disfrutar de tu compañía y de tu amor, Raquel.

9 comentarios:

Annabel dijo...

Si es así no la pierdas, el orgullo de ese tipo solo te destroza un poquitin mas por dentro y dejas de ser una persona.......No dejes de decir nunca lo que sientes....

Un beso de los de Can Pau

Furacán dijo...

Bueno hombre, yo no te conozco tanto como para decir si eres así o no y en cualquier caso nunca te juzgaría.
Estoy bastante de acuerdo con el texto, creo que todos hemos sentido alguna vez el 2º tipo de orgullo que para mí es un primo-hermano del miedo y si, es muy muy destructivo.
Si te das cuenta de ello ya tienes la mayor parte del trabajo hecho, ojalá yo me hubiera dado cuenta antes. El resto es cultivarlo, día a día, como hacemos con nuestros entrenos.
Cuando conoces a una persona llega siempre un momento que surgen estas cosas pero si los 2 creéis el uno en el otro y en vuestro proyecto común seréis capaces de superarlo, al final agradecerás haber tenido ese tipo de obstáculos porque mirando atrás luego te das cuenta que te hicieron mejor persona.
ánimo y mucha suerte!

Atalanta dijo...

Joder, Iron... De vez en cuando todos cometemos errores y hacemos estupideces que pueden hacer daño a los demás y además nos hacen sentir peor imposible. Es entonces cuando analizas lo sucedido y te gustaría volver atrás.Hasta a las mejores personas le pasa. Es la vida. Ánimo y palante que ya escampará.

Anónimo dijo...

yo creo que la vida es aprender a superar los obstáculos. Los de los demás pasándolos y retirándote cuando estás herido. Los de uno mismo enfrentándolos. Sí el obstáculo es de uno mismo para los demás no sólo te tienes que nefrentar a él sino derribarlo o atrincherarte detrás, en cuyo caso no esperes que nadie pase por tu camino.
La vida nunca debe ser sufrimiento. "hay muertos que nunca mueren y vivos que no conocen la vida"

Clemente Alonso McKernan dijo...

Intenté dejarte un comentario ayer, pero desde la pda no siempre puedo entrar en blogger.

A primera vista me parece que para poner un post así, aunque fuera tarde, no se puede ser tan tan orgulloso...

No sé, estos asuntos sentimentales pueden sacar lo mejor y, al ser algo "viscerales", lo no tan mejor de nosotros.

Espero que todo vaya a mejor.

Un abrazo

Ramón Doval dijo...

(¿Por qué será que el anterior comentarista siempre se me adelanta?). Site: como ya te han dicho, nadie malentendidamente orgulloso publicaría algo así. No le des muchas vueltas, pues ningún psiquiatra o psicólogo es capaz de entender la conducta humana -mucho menos nosotros-. Haz lo que tengas que hacer, y hazlo ya. Suerte y ánimo (y no olvides que eres de hierro).

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Me alegra anunciar que me ha sido concedida la posibilidad de enmendarme, gracias entre otras cosas, a vuestras respuestas. Espero estar a la altura.

-Annabel: Gracias familia. Hemos estado muy cerca vuestro (Olot) y pensé incluso en haceros una visita, pero al final tampoco paramos apenas y no hubo posibilidad. La próxima vez...

-Furacán: Yo creo que sí nos conocemos compañero.Tu comentario nos ha servido de gran ayuda.Gracias y suerte también para tí.

-Atalanta:Ya lo hablamos el otro día. Tú y yo somos demasiado parecidos en algunas cosas. Gracias por la llamada tron.

-Anónimo: Tu reflexión es muy acertada, y la frase final genial; ¿de quién es?. Gracias por tu ayuda, pero la próxima vez, firma, por favor.

-Clemente: ¿Cómo sois los médicos? Con los pocos síntomas que he expuesto y has acertado en el dictámen. Gracias.

-Ramón: Qué razón tienes. Gracias por ahorrarme la pasta del psicólogo/psiquiatra.

Muchas gracias a todos.

Anónimo dijo...

la frase del final es de una canción de "esclarecidos", seguro que en algún momento has escuchado esa canción.
"hay bebidas dulces que destrozan el día, y vinagres que alegran la comida.
Hay tontos que se estafan a si mismos mientras creen que estafan a ti"
¿la reconoces?

Txero dijo...

Pero que has hecho "desgraciao", que eres un "desgraciao".
Si me lo preguntas a mi también, y si no me da igual, pues sí, eres un orgulloso de los del segundo grupeto, de esos, de los malos.
Ale a purgar tus culpas con la moza que a mi me sirvirán de bálsamo por las culpas que tienes que purgar conmigo. Y ya puedes arreglar este desaguisado y cuanto antes mejor, desdichado.
¡Diossss, que tortas....!