miércoles, 2 de junio de 2010

Palabras: Alimento del alma

No recuerdo dónde he leído o escuchado esta frase, pero ayer me acordé de ella, pues fué un día (bueno, sobre todo una tarde-noche) de palabras... Primero charleta y unas risas con la familia Pequeñascosas-Cuadernodeviajes, comprobando "in situ" que los efectos del siniestro isleño se solucionarán con un poco de chapa y pintura, certificando que se están dando y recibiendo mimos por allí a buen ritmo, y cotejando planes, opiniones... Además me despidieron con un buen surtido de palabras, esta vez impresas, en usufructo. Graciassssss


Un par de horas después, otras palabras, éstas suspendidas en el aire llegaban a través de ondas electromagnéticas a mi oreja derecha, pegaron un martillazo en el yunque, pasaron sin que el Eustaquio siempre trompa apenas se enterase y tomando un atajo, sin pasar por el cerebro, se fueron directas al corazón.

"La mujer que yo quiero es fruta jugosa, prendida en mi alma..."



Así que hoy tengo el alma rebosante. Y que dure!!!!

6 comentarios:

davidiego dijo...

aquí estamos, para alimentar el alma, pero ya sabes lo que decía la abuela, no juegues ni destroces la comida... ;p

qué aproveche!

Atalanta dijo...

Mucho más nutritivas y saludables que la mejor barra energética. Sin ésas sí que no se puede vivir. Ya me pasarás alguno.

sebferrer dijo...

eso si da energia, limenta el espiritu y da alassss para continuar. or cierto, el libro de Murakami vale bastante la pena. Es otra forma de alimentarse. Saludos

Gerard (Remixmj) dijo...

Gran canción!!! Viva Joan Manuel Serrat

JetlagMan dijo...

Qué haríamos sin la trompa de Falopio...
Un abrazo, Site.

Popi dijo...

No te empaches, saborealo...