martes, 19 de junio de 2012

Eloy Moreno - "El bolígrafo de gel verde"


Superficies de vida
Casa: 89 m2
Ascensor: 3 m2
Garaje: 8 m2
Empresa: la sala, unos 80 m2
Restaurante: 50 m2
Cafetería: 30 m2
Casa de los padres de Rebe: 90 m2
Casa de mis padres: 95 m2
Total: 445 m2

¿Puede alguien vivir en 45 m2 durante el resto de su vida? Seguramente sí, seguramente usted conozca a mucha gente así. Personas que se desplazan por una celda sin estar presas; que se levantan cada día sabiendo que todo va a ser igual que ayer, igual que mañana; personas que a pesar de estar vivas se sienten muertas.

Ésta es la historia de un hombre que fué capaz de hacer realidad lo que cada noche imaginaba bajo las sábanas: Empezarlo todo de nuevo. Lo hizo, pero pagó un precio demasiado alto.

Pero si de verdad usted quiere saber cuál es el argumento de esta novela, mire su muñeca izquierda; ahí está todo.

Esta novela no ha sido galardonada con ningún conocido premio literario; ni siquiera con uno desconocido.

"Hay días, y son la mayoría, en que viajo de las cuatro paredes de mi casa a las cuatro paredes del trabajo y, de nuevo, a las cuatro paredes de mi casa. ¿Y sabes quién me espera? Nadie. Eso es la auténtica soledad. Estar solo porque se quiere estar solo, nunca es soledad. Soledad es estar solo sin quererlo"

"Hay relaciones especiales con personas y también hay relaciones con personas especiales. No hay diferencias, ámbas te dejan huella, ámbas te dejan un recuerdo para toda la vida."

"Fué un caminar pausado, fué un caminar de viejo, al abrigo de la desgana. Caminé por no quedarme quieto, caminé porque al fijarme en el camino me distraje del pasado. Durante una hora, quizás dos, pude evitarlo, pero al final supe que estaban demasiado dentro..."

"Él nunca se había casado. Me contó sus intentos de formar una familia que jamás pasó de un dúo, sus intentos por aprender de los errores de relaciones anteriores, de situaciones ya vividas... pero llegó un punto en que no consiguió encontrar las suficientes compatibilidades con nadie..."

"Aprendí tantas cosas en aquel sofá, aquella noche... Aprendí que la mente es capaz de crear historias sólo creíbles para uno mismo; que los celos son capaces de empañar cualquier verdad, de encumbrar cualquier mentira; que en los malos momentos raramente se acude a la razón, al diálogo mútuo, a la franqueza... se acude, en cambio, a las sospechas, a la desconfianza, a los recelos de una verdad que debe sero por el hecho de haber nacido nuestra."


Un estupendo libro descubierto gracias a la gente de bicisclásicas, y que fruto del esfuerzo y la fé de su autor, y del boca a boca, pasó merecidamente de la autoedición y el submundo literario, al éxito y los escaparates de las librerías.

3 comentarios:

davidiego dijo...

Buena idea, pero desarrollo flojo...
Y sale la Cavalls?

Si te lo tengo que explicar... dijo...

No hay manera de sorprenderte!!! Te los "sabes" todos.
A mí me parece que ha hecho un buen trabajo:Quizá un final menos Disney, pero en general me parece muy logrado. Quizá he conectado más por motivos personales y eso me hace ser algo subjetivo.
Y sí, una de los aspectos que molan es que salen Carros de Foc!!!

Muñekita Cat dijo...

Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacat@gmail.com

besoss!!
Emilia