martes, 24 de junio de 2008

CRÓNICA DE UNA AGONÍA ANUNCIADA:2ª PARTE

MEDALLA: BRONCE
Tiempo en Mª Blanque: 4:28:43
Tiempo en Hoz de Jaca: 8:45:06
Tiempo llegada: 9:24:17
Velocidad: 21,8
Posición en la categoria E: 1931
Total en la categoria: 2968
Posición en la general: 5112
Total en la general: 8067

Una vez superado el primer reto de este mes tan loco (HH), tocaba viajar al Pirineo para la QH. Como contaba el viernes, no íba con muy buenas sensaciones: Poco entreno, pié hinchado y dolorido, el ojo medio cerrado... Afortunádamente, la hinchazón del ojo desapareció por la noche, y el pié ha mejorado mucho. Así pués, la única sombra de confianza, era la falta de kilometraje acumulado.
La semana pasada fué extenuante en lo laboral, y al final el viernes no pude salir hasta última hora, llegando a Sallent de Gallego (que era donde nos alojábamos) más allá de las 12:30 de la noche, y cansado, muy cansado. Tras unas pocas horas (a las 5:15 toque de diana), sin apenas dormir, toca levantarse, desayunar, disfrazarse de ciclista y ponerse al volante para cubrir los 30 km que nos separaban de Sabiñánigo.
El espectáculo nada más salir a la calle, es impresionante. Ya había estado varias veces por esa zona, en invierno y en verano, pero nunca lo había visto tan bonito como en esta ocasión. Las cumbres llenas de nieve, las montañas teñidas de distintas tonalidades de verde, el valle, el lago...
Los 13 grados centígrados de temperatura a las 7 de la mañana, auguraban un día caluroso en extremo, aunque a mí, a diferencia de mis compañeros, eso no me preocupaba, pues el calor lo tolero mejor que el frío. De camino a la salida, es increíble la caravana de coches y bicis que se va formando. Había intentado imaginarme lo que serían casi 10000 ciclistas juntos, pero una vez allí, todo te sobrepasa. El ambiente es distendido y alegre; parece mentira que tengamos por delante 200 km y 4 duros puertos. Montamos las bicis, nos untamos de protector solar, vaselina, radiosalil para el pié, repasamos la presión de las ruedas, engrase de la cadena, y nos sumergimos en la riada humana que esperaba la salida, que se hace escalonada, para evitar aglomeraciones. Aún así, nosotros pasamos por el arco de salida sobre las 8:00 y detrás todavía quedaban muchos.
Atalanta me había asegurado una y otra vez, que la QH no es tan dura como pudiera parecer; pero los kilómetros y los desniveles, no me permitían tenerlas todas conmigo, por lo que íba mentalizado a sufrir como el fínde pasado.
Vamos con la crónica propiamente dicha.
SOMPORT
Vas rodeado por todos lados. La gente se lanza a toda velocidad de salida, y por el suelo se va quedando una riada de cámaras, botes y bombas, que la gente va perdiendo; también se ven los primeros pinchazos y caídas. Casi sin darse cuenta, pasamos Canfranc, que me trajo muchos recuerdos de mi participación en el Campeonato de España de MTB hace un montón de años. Precavido como soy, meto casi todo el desarrollo, para "cuidar la mecánica"; aún así voy adelantando a mucha gente, que sube ya estas primeras rampas dancho chepazos y sufriendo. Paro en el avituallamiento que hay a mitad de subida a llenar los botes de agua, y corono sin mayores problemas. La bajada es el sueño de cualquiera... Veintitantos kilómetros de descenso, con asfalto en buen estado y sin tráfico en sentido contrario que te hacen disfrutar como a un crío. Vas enlazando curvas muy amplias, pasando a mucha gente y siendo superado por algún que otro kamikaze, y en un plis-plas, llevas más de 60 km.
MARIE BLANQUE
Todo el mundo comentaba que lo peor son los últimos kilómetros del MB. Después del Somport, circulamos por Francia, y cuando llevas cerca de 90 km comienzan las rampas. Es curioso el sistema que tienen los franceses de poner postes cada km hasta la cima indicando el porcentaje medio. La carretera es estrecha y pestosilla. Pongo el 34x26 y para arriba. Hacia el tercio final, cuando llegan los desniveles del 9 y 13 por ciento de pendiente, voy bastante atrancando; además la carretera es tan estrecha, y hay tanta gente, que para adelantar, tienes que ir cambiando de ritmo todo el rato, zigzagueando de un lado para otro. Decido parar, fiel a mi intención de reservar fuerzas. Me paro a un lado. Observo las caras de la gente, charlo con alguno que al ver el maillot de los J&J me comenta que conoce la zona o es de por allí, echo un par de tragos, estiro la espalda, y me pongo a subir otra vez. Afortunádamente casi toda la subida es entre sombras, y superada la parte final, que es la más dura, te topas con un claro y otro avituallamiento. Paro y como varios trozos de plátano, manzana, barritas; bebo un par de vasos de coca cola, y como no me quiero enfriar, continúo. Llevamos ya más de 100 km y hemos superado uno de los dos grandes escollos del día.
PORTALET
Una bajada divertida, algo de sube/baja integrado en un grupito, y nos plantamos a la entrada del valle que nos llevará al Portalet. Son 28 km de subida, eso sí, sin los desniveles del MB. La dificultad está en los km acumulados, el calor del sol en los numerosos tramos sin sombra, y en lo largo que es. Aquí puedo mover sin problemas el desarrollo y voy muy cómodo, pero intento ir ligero sin forzar nada. Al poco ya he superado el kilometraje de la salida más larga que he realizado este año, y soy cauto. Cuando faltan 19 paro en una fuente para llenar los botes y llamar a Diana. Charlo un rato con ella, estiro un poco y me monto en la "Gigante" de nuevo. Hay gente que pese al poco desnivel, va ya muy fundida. Intento mantener el ritmo. A medida que me voy acercando a parte final, aparecen los numerosos familiares y amigos de los participantes que te hacen sentir como el prota del Tour de France. Las piernas ya no van tan fácil (llevamos 160 km); fijo la mirada en la rueda delantera, y me concentro en pedalear redondo. No debo tener buena cara, porque una señora me dice que voy muy pálido, y le comenta a su marido el rostro desencajado que llevo; aún así, él me arranca una sonrisa al ofrecerme una mahou fresquita; si hubiese sido un bocata de tortilla... Al coronar me emociono, ya me veo finisher, y la gente anima tanto que se te pone la piel de gallina.
HOZ DE JACA
En mitad de la bajada del Portalet (aparcamiento de la estación de esquí) había un avituallamiento, pero decidí no parar. EL cansancio se me ha echado encima, y empiezo a estar algo harto de bici. Llegamos de nuevo al valle, nos meten por una carreterilla mal asfaltada y te topas con las rampas de este puertillo (tendrá unos 2 o 3 km), pero aunque los desniveles son duros, decido darlo todo para terminar cuanto antes. Adelanto a un montón de gente y por fín, accedemos a la carretera que nos llevará hasta la meta. Buen asfalto, llano tendente a bajada, velocidad, algo de viento en contra, pero pocas fuerzas ya; aún así voy cazando gente dispersa. Poco antes del final, me pasa por encima una grupeta de unos 100 integrantes; echo el resto y me pongo a rueda para llegar así, hasta el final.
CONCLUSIONES:
-El entorno es fantástico. Me quedo con las ganas de hacer unas rutas por allí con los amigos. Era la idea inicial (teníamos el apartamento hasta el martes), pero obligaciones laborales me obligaron a venirme el domingo. Los colegas han subido estos días Tourmalet, Aubisque,etc.
-Demasiada gente. Los descensos son peligrosos, y apetece algo de soledad y silencio para disfrutar del entorno.
-La gente no aprende. Pese a las advertencias y los consejos de la organización, el recorrido queda plagado de envoltorios, geles vacíos, periódicos después del descenso,etc. ¡Qué vergüenza!
-He llegado bastante entero. Me gustaría volver otra vez algo mejor entrenado, para disfrutar más. Aún así, hacer menos de 6 horas como el primero, parece sobrehumano.
-Muchas risas durante todo el fínde, merecen ya de por sí el esfuerzo. Es una gozada compartir estas experiencias con gente así.
En unas semanas, la 3ª parte. R&R.

5 comentarios:

davidiego dijo...

Auténtico TDI (Triatleta Duro Incansable), ahora a afinar un poco para darlo todo en Roth.

Un tirón de orejas por no pasear la triCalavera salmantina por esos lugares, voy a tener que hacerlo yo en persona!! ;p

Piernas en alto y buenos alimentos, de las buenas compañías ya te encargas tú.

misstake dijo...

Zorionak Txapeldun!!
Ahora a triunfar y disfrutar en Roth.
No te preocupes davidiego, cuando quieras paseamos las triCalaveras por los piris!!

Talin dijo...

ENHORABUENA y FELICIDADES fiera, y ahora a comer bien y dormir mejor para rematarla en Roth.

Plani dijo...

Enhorabuena!!

Haber si coincidimos algun otro dia en alguna prueba y nos conocemos.

Repites el año que viene? yo, la verdad no lo se, haber que dicen los colgaos con los que voy, pero si repito es para la quebranta jeje!

Saludos!

Si te lo tengo que explicar... dijo...

David: Tengo el corazón "partío",ya lo sabes, pero no te preocupes, el año que viene organizamos una "calaverada" en la QH.
Misstake:Gracias. Ya os he prometido una cena a mi vuelta de Roth, pero es que a este paso, os voy a tener que pagar las copas también...
Talín:Gracias "maestro".
Plani:Yo creo que sí repetiré la QH (a ver si David se anima); y desde luego de lo que me he quedado con muchas ganas, es de pasar por allí unos días subiendo puertos míticos y disfrutando de aquéllos paisajes.
!MUCHAS GRACIAS A TODOS!